LAS COLINAS DE TRANSILVANIA

Dónde se vive cerca de la naturaleza

TRANSAILVANIA TIERRA VIRGEN

Antiguas tradiciones, pequeñas fincas, una biodiversidad incréible, castillos de ensueño, montañas salvajes y muchas cosas interesantes os esperan en Transilvania.

UBICACIÓN

Transilvania se extiende en el noroeste de Rumanía, rodeada por el arco de los Cárpatos. El nombre de esta región está relacionado con montañas majestuosas que se alzan hasta el horizonte, bosques infinitos y ríos de agua cristalina. Transilvania tiene una historia rica y durante varios siglos fue el hogar de muchos pueblos, lo que todavía hoy se refleja en su gran diversidad étnica.

Transilvania es la región de las colinas, de muchas colinas! Y una gira en bicicleta supone también alguna que otra escalación. Pero los paisajes maravillosos y las aldeas aisladas donde la vida tiene un ritmo especial,  sin apuro van a recompensar su esfuerzo.

LA DIVERSIDAD DE LAS HIERBAS Y FLORES

Los henares y pastos con su variedad de flores salvajes ofrecen en verano una imágen  encantadora. En los prados abundan especies de plantas de las que muchas ya han desaparecido en Europa central. Pendientes suaves, bosques de hayas, robles o carpes, flores multicolores, almiares de heno recien segado, abejas trabajadoras y mariposas juguetonas – todo eso te ofrece la imagen de un mundo casi intacto. Y la miel tiene un sabor único.

LOS ARTESANOS

El procesamiento de la madera fue siempre practicado en Transilvania, así que ha influido el desarrollo de otros oficios artesanales locales. Los toneleros, carpinteros y ruederos aparecieron al lado de otros artesanos que utilizaron la madera como materia prima principal. El procesamiento de la piel para la ropa de invierno, el hilado y el tejido para la ropa de verano, eran otros oficios que se practicaban en el pasado.

Esos oficios perdieron su importancia dado al procesamiento tecnológico, pero con todo eso muchos artesanos se enfrentaron a los cambios y siguieron con su trabajo. Les encanta recibir a sus huéspedes que muestran interes por los secretos de su oficio, lo que es otro motivo para continuar con su labor.

QUESO, ESPECIALIDAD LOCAL

Rebaños de ovejas y ganado pastan en las colinas verdes de Transilvania. La leche que dan tiene la mejor calidad y los quesos que se producen hacen  parte de la tradición culinaria de la región. La diversidad y el sabor especial se deben al apacentamiento a grandes altitudes y a los métodos específicos de preparación. En los pastos alpines de la Marginimea Sibiului se producen desde hace siglos varios tipos de queso como: “telemea” (un queso blanco, como el feta), “branza de burduf” ( un queso amasado), “lapte acru” (como el yogur), “urda” (parecido al requesón). No olviden de visitar un redil. Van a tener la oportunidad de probar y ver en el momento como se produce el queso tan famoso.

Fauna

La fauna de Transilvania es tan rica y variada como su flora: una gran parte de los mamíferos, pájaros, reptiles e insectos son especies protegidas tanto a nivel nacional como internacional. Se pueden ver zorros, lobos, osos, jabalíes, el ciervo de los Cárpatos o el lince. El gorjeo de los pájaros que resuena en los bosques y la multitud de insectos que pueblan los pastos merecen nuestro interes.

AGRICULTURA TRADICIONAL

Dado al relieve montuoso, la agricultura mecanizada nunca ha podido ser predominante en Transilvania. Se practica todavía la agricultura a pequeña escala. Cada familia tiene una parcela que cultiva para obtener los productos necesarios. Los carros con caballos, segar la hierba, cultivar el maiz y las patatas sin máquinas son cosas muy normales en estas tierras.

MONTANAS SALVAJES

Las montañas se extienden en una gran parte de Transilvania. Las más importantes son las de Fagaras, Apuseni, Rodnei y Cindrel. Pueden gozar de senderos empinados, lagos glaciares, ríos de aguas cristalinas poblados de truchas, bosques con zorros, corzas, ciervos, osos, martas o felinos como el lince y el gato salvaje. Las espaciosas praderas de los montes, los bosques ricos y los ríos crean un ambiente favorable para innumerables rebaños de ovejas. Una gira en bicicleta o una caminata por los montes ofrece una buena oportunidad para descubrir los espléndidos paisajes y conocer el estilo de vida ancestral tan bien conservado en estas tierras.

IGLESIAS FORTIFICADAS DE LOS SAJONES

La parte del sur y central de Transilvania fue poblada durante seis siglos por los sajones. En los pueblos cercanos de Sibiu y Sighisoara se encuentran decenas de iglesias fortificadas. Y no hay dos iguales, cada una lleva la huella digital de la  comunidad  lugareña a la que representa simbólicamente. La arquitectura de las aldeas sajonas crea el aura medieval tan específico para esta zona.

Birdwatching

La diversidad de la flora está en estrecha relación con la de los insectos y plantas, se trata de interdependencia. Transilvania es el lugar ideal para los aficionados a los pájaros. Especies de pájaros que han desaparecido de otros territorios de Europa siguen todavía poblando las tierras transilvanas, donde los bosque seculares y zonas con lagos constituyen su ambiente favorable.

DIVERSIDAD ÉTNICA

Rumanos, húngaros sajones y gitanos convivieron durante siglos en paz, lo que hoy se puede observar a todo paso. Igual si hablamos de las iglesias fortificadas de los sajones, la crianza de ovejas específica a los rumanos, la elaboración del cobre practicada por los gitanos y de la madera por los húngaros, cada étnia tiene algo típico que se refleja en la zona como un color aparte.